Proceso para la obtención del agua tratada

PRE-FILTRO

El pre filtro garantizan una buena calidad de agua. Las partículas de suciedad y los cuerpos extraños que contiene el agua se eliminan con total fiabilidad. Las partículas de suciedad y los cuerpos extraños se filtran a través de una fina malla de acero inoxidable. Eso evita la Corrosión por picado de las tuberías contra abrasiones y garantiza el correcto funcionamiento de los aparatos en toda la instalación.

Filtro de carbón activado

El filtro de carbón activado tiene como finalidad la remoción de sabor y olor desagradables del agua, así como los contaminantes orgánicos disueltos, reducción de cloro residual y subproductos (por proceso de adsorción). El filtro es de limpieza automática, donde las impurezas retenidas serán evacuados hacia el drenaje por retrolavado a contraflujo del lecho filtrante, este proceso permite eliminar las impurezas retenidas recuperando la performance operativa y rendimiento optimo del material filtrante para un nuevo servicio. El filtro cuenta con un lecho filtrante de carbón activado granulado. Filtros que son controlados y programados automáticamente mediante las válvulas cabezales incorporadas en las columnas de filtración.

Ablandador por intercambio iónico

Equipo que "ablanda" el agua por el proceso de intercambio iónico, es decir, substituye o intercambia minerales duros (como calcio, magnesio, sílice, etc.), por suaves (como sodio) a través de su carga eléctrica. El efluente atraviesa una cama de resina con carga iónica, Removiendo los minerales contenidos en el fluido.

Filtro antes de pesar al equipo osmosis inversa

Es para seguridad antes que pase por el equipo de osmosis inversa.

Equipo osmosis inversa

La ósmosis inversa es una tecnología de purificación de agua mediante la cual se logra un elevado porcentaje de retención de contaminantes, disueltos y no disueltos (hasta un 99% de retención de sales disueltas). Cuando dos líquidos, con distinta concentración salina, están separados por una membrana semipermeable, se establece una diferencia de presión entre una y otra parte de la membrana que es función de la diferencia de concentraciones. Esta presión, denominada osmótica, hace pasar agua pura del lado de menos concentración hacia el lado de más concentración, hasta que las concentraciones se igualen.

Desmineralizador (Cation - Anion)

En los desmineralizador de dos columnas se alojan las resinas en dos botellas distintas el agua pasa primero por las resina catiónica donde se eliminan los cationes y se sustituyen por H+, luego el agua pasa por la resina anionica donde se eliminan los ácidos combinándolos con OH. Para regenerar las resinas se hace pasar ácido clorhídrico por la resina catiónica y sosa (NaOH) por anicónica.

Desmineralizado de lecho mixto sin regeneración

En los desionizadores de lecho mixta, las resinas de intercambio de cationes y de aniones están íntimamente mescladas y contenidas en un solo recipiente a presión. La mescla minuciosa de cationes intercambiadores y aniones intercambiadores en una columna sencilla hace al desionizador de lecho mixta equivalente a la serie larga de plantas de dos lechos. Como resultado, la calidad del agua obtenida de un desionizador de lecho mixta es apreciablemente más alta que la que se produce en una planta de dos lechos. Se coloca a la salida del equipo des mineralizador, para eliminar los restos de sales que pueda llevar el agua después de la primera etapa de desmineralización.

FILTRO DE ARENA VERDE

Es un filtro para eliminar el hierro contenido en el agua. La función del filtro de filtro de arena verde, que es la de remover hierro, manganeso y ácido sulfhídrico (olor a huevo podrido), en forma disuelta y en forma suspendida, del agua. El hierro y el manganeso causan incrustaciones en tubería, válvulas, equipos de tratamiento de agua (suavizadores p. ej.) y otros equipos que usen agua; esto hace que estas cosas no funcionen de forma adecuada. Además, estos dos contaminantes, cuando se precipitan, pueden colorear el agua de rojo, en el caso del hierro, y de negro, en el caso del manganeso; esto puede producir manchado. El hierro puede formar junto con ciertas bacterias una lama rojiza que tapa tuberías y da mala apariencia. Y en el caso del ácido sulfhídrico, este gas produce un olor semejante a huevo podrido, y en cantidades mayores es corrosivo y venenoso. Este tipo de filtro es del tipo oxidante, en donde ocurre la oxidación del hierro, del manganeso y/o del ácido sulfhídrico disueltos y luego se precipitan y quedan retenidos en el material filtrante. Para este tipo de filtro se usa permanganato de potasio como regenerante a una dosis de 43 a 57 gramos por pie cúbico de material filtrante. Y además, aunque no es su función específica, tiene capacidad de filtración mecánica de hasta 25 micrómetros.

HIPOCLORITO DE CALCIO

Este producto químico hipoclorito de calcio (solución previamente preparada) es utilizado para la desinfección del agua así como para la disminución de la materia orgánica natural y/o agentes patógenos.

FILTRO DE CUARZO

El filtro de cuarzo tiene como finalidad la remoción de turbidez, partículas en suspensión y sedimentos finos; con una capacidad de filtración de hasta 20 micrones nominales. El filtro es de limpieza automática, donde las impurezas retenidas serán evacuados hacia el drenaje por retrolavado a contraflujo del lecho filtrante, este proceso permite eliminar las impurezas retenidas recuperando la performance operativa y rendimiento optimo del material filtrante para un nuevo servicio. El filtro cuenta con un lecho filtrante de cuarzo de diversa granulometría Filtros que son controlados y programados automáticamente mediante las válvulas cabezales incorporadas en las columnas de filtración.

SULFATO ALUMINA

Este producto químico es utilizado en la coagulación – floculación del agua para incrementar la velocidad de sedimentación y remover las partículas finamente divididas en suspensión (coloides). El tipo y cantidad de coagulante necesario para limpiar un agua específica depende de las características del agua a tratar, como su pH, temperatura, turbidez, color y dureza. Usualmente se hacen pruebas en laboratorio para determinar la cantidad óptima de coagulante. La turbidez alta puede intervenir en la eficiencia del proceso de desinfección, especialmente en la desactivación de virus, además una turbidez alta puede estimular el crecimiento de microorganismos.